Related Posts with Thumbnails

13 de abril de 2012

"El Coqueto", la sucia ineptitud del Edomex

En México, como en muchos otros países, la violencia contra las mujeres es el pan de cada día. Diariamente se lee en los periódicos sobre violaciones, asesinatos y secuestros, nos enteramos de chicas que jamás vuelven a sus casas, mientras sus padres, desesperados, ruegan por justicia. Ese es el caso de al menos 7 familias que no volvieron a ver con vida a sus hijas o hermanas, porque murieron a manos de “El Coqueto”, he aquí un resumen del caso…

Aunque la captura de César Armando Librado Legorreta, alias “El Coqueto”, ocurrió el sábado 18 de febrero, la noticia de la captura de este multi feminicida se divulgó hasta el lunes 27 de ese mes, seguida de información que confirmaba su fuga del edificio de la Procuraduría de Justicia de Tlalnepantla, en el Estado de México (Edomex).

“El Coqueto” logró sacar su mano derecha de un grillete que lo sujetaba a una barra, se quitó las esposas de los pies y usó cables de teléfono y computadora para escapar por una ventana… del tercer piso!!! Sí, al parecer el tipo es más hábil de lo que algún día fue Hudini y así dejó en ridículo, una vez más, a las autoridades de aquél estado.

Y lo digo porque un año antes del primer homicidio de Librado Legorreta, la Procuraduría General de Justicia del Edomex (PGJEM) ya tenía conocimiento de un ataque y elementos suficientes para detenerlo, sin embargo, la incompetencia de dicha dependencia (que en 2010 aún era encabezada por Alberto Bazbaz) dejó que este sujeto diera rienda suelta a sus atrocidades.

En aquél año una joven levantó una denuncia por violación y logró dar la descripción física de este chofer de microbús, informó qué ruta cubría y la hora en que fue atacada, pero “El Coqueto” no fue detenido.

Así fue como Librado Legorreta pudo cometer una serie de violaciones y asesinatos que fueron descubiertos hasta que dejó el cuerpo sin vida de una de sus víctimas en una oscura calle de la zona céntrica del Distrito Federal (DF).

Cuando las autoridades del DF pusieron en marcha una investigación para detener al homicida, se rastreó la pista de “El Coqueto”, quien se desempeñaba como chofer de microbús, en una ruta que lleva del metro Chapultepec a Valle Dorado, en el Edomex.

Gracias a su oficio “El Coqueto” conoció a sus víctimas y, por su modus operandi, no dudé en llamarlo “el feminicida de la llave china”, ya que utilizaba ese método de asfixia para ultimar a las jovencitas después de vejarlas.

Sin embargo, después de su aprehensión y reaprehensión la historia de este multihomicida no termina, ya que la explicación de su fuga deja mucho que desear, puesto que se vincula al criminal con al menos uno de los tres custodios que lo vigilaba. Además, su tía, María del Rosario Legorreta Gómez, quien trabaja como oficial secretario del Ministerio Público adscrita a la Fiscalía de Procesos Norte, fue vinculada por un radioescucha del programa de Carmen Aristegui como responsable de agresión en contra de la nueva pareja de su ex esposo, para lo cual se confabuló con uno de los policías que vigiló, ineficazmente, al “Coqueto”.

Un lío de faldas, corrupción, ineptitud y la indolencia de las autoridades son los ingredientes que salpicaron este caso, en el que se lamenta el dolor de las familias que ya nunca volverán a ver a sus niñas y queda para el archivo la serie de errores de las autoridades.

Lillith

Comentar



Publicar un comentario