Related Posts with Thumbnails

15 de noviembre de 2011

Cementerio de la Recoleta

El Cementerio de la Recoleta, en Argentina, es uno de los más famosos camposantos del mundo. Allí, además de descansar los restos de renombradas figuras de la política del país, se encuentra una de las colecciones más importantes de monumentos y estatuas a la memoria de los que ya no están. Pero el cementerio ofrece atracciones más oscuras que esas.
A diferencia de la mayor parte de las necrópolis, que se erigen aisladas de las zonas residenciales, el Cementerio de la Recoleta se encuentra en uno de los barrios más distinguidos de la ciudad de Buenos Aires, y está rodeado por un gran número de edificios donde la gente vive con el paisaje mortuorio a sus ventanas.
El cementerio está construido en lo que fuera la huerta de la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar, fundada por los frailes de la orden de los recoletos descalzos a principios del siglo XVIII. Es a ellos que se debe el nombre de la zona.
El cementerio esconde mitos, leyendas y hechos reales espeluznantes de los que ya hablaremos en NecroDomo.
Hoy, comenzamos con una serie de fotografías que se alejan de los convencionalismos para mostrar no sólo las calles y esculturas que adornan esta urbe tenebrosa, sino también el interior de los mausoleos y las bóvedas, y la decadencia de monumentos que tienen casi docientos años de antigüedad. Aquí, la primera parte.













































Comentar



Publicar un comentario