Related Posts with Thumbnails

26 de abril de 2011

Exorcismo: Medalla de San Benito

En el ritual de exorcismo deben observarse distintos elementos que harán que sea exitoso, como palabras sacramentales y movimientos corporales; pero también se necesitan elementos materiales para poder llevar a cabo semejante hazaña.

Hoy presentamos la medalla de San Benito.

Esta medalla es un fuerte talismán (aunque la Iglesia Católica prefiere llamarlo "sacramental") con un gran poder, el cual sirve como auxiliar en rituales de exorcismo.

Aún en estos tiempos, se usa la medalla de San Benito como elemento importante dentro del mencionado ritual. Si alguien ha visto algún video de exorcismo, tal vez no la haya visto en manos del sacerdote que oficiaba este evento, esto es por que la medalla de San Benito forma parte del Rosario que se usa, ya sea para unir las cuentas o bien dentro del crucifijo.

La medalla consta de dos caras, una donde aparece San Benito (El santo de la buena muerte) y del otro una cruz con iniciales, las cuales pertenecen al ritual de exorcismo.
En la primer cara, donde aparece San Benito, se le puede ver sosteniendo una cruz y la Regla de San Benito, la cual incluye ciertos elementos, como los hábitos de estudio, oración y trabajo que debían hacer los monjes benedictinos.

Alrededor del personaje aparece una frase: Eius in obitu nostro praesentia muniamur!: "A la hora de nuestra muerte seamos protegidos por su presencia". Esta es la oración de la buena muerte.

También aparece una copa con una serpiente y un ave con un pan, esto relatando las historias en las que trataron de envenenarle y no resultó; en la primera por aparecer una serpiente en una copa de vino envenenado que se le ofreció y en la segunda por que un cuervo se llevó una hogaza de pan envenenada que estaba a punto de comer.

Las palabras "Crux Sancti Patri Benedicti" que aparecen escritas junto al santo, son el último elemento a mencionar por este lado de la medalla.

1 Comentario



Anónimo dijo...

GRACIAS A DIOS Y A SAN BENITO POR SALVAR MI ALMA

Publicar un comentario