Related Posts with Thumbnails

27 de diciembre de 2010

Anatomía: figuras de cera

Continuando con las entradas dedicadas a la anatomía humana y su estudio, hoy toca hablar de las figuras de cera que eran utilizadas en el pasado para estudiar al hombre. Esta práctica se hizo muy popular en las escuelas médicas y aún hoy se conservan muchas de estas obras anatómicas de gran realismo.

A partir del siglo XVII la ciencia médica necesitó medios eficientes de enseñanza para impartir conocimientos anatómicos. La disección de cadáveres era eficiente sólo por poco tiempo: al no existir sistemas de refrigeración y desconocerse el uso del formol como conservante, el material de estudio se echaba a perder. Además, la Iglesia Católica y las autoridades de la época consideraban al robo de cadáveres una profanación, por lo que el estudio directo sobre el cuerpo humano era ilícito. La cera moldeada demostró ser el material ideal para representar el cuerpo humano con exactitud, constituyendo un material didáctico imperecedero.
Pero profesores y estudiantes no fueron los únicos en contemplar la figuras. El público general, impulsado por la curiosidad y por la emoción del morbo, pudo verlas en exposiciones que se realizaban para mostrar el interior del cuerpo, demostrando especial interés en los procesos reproductivos y los órganos sexuales. Las figuras de cera también sirvieron para concientizar sobre las enfermedades contagiosas y su prevención en tiempos donde había pocas curas efectivas, y el control de estos padecimientos dependía de la prevención.


Algunas imágenes de http://www.flickr.com/photos/curiousexpeditions/

Comentar



Publicar un comentario