Related Posts with Thumbnails

30 de septiembre de 2010

El Hombre de la Máscara de Hierro

Un prisionero llegó durante el reinado de Luis XVI a la Batilla, fortaleza francesa devenida en prisión estatal, célebre por ser el primer símbolo de la Revolución. Este hombre fue conocido más tarde como El Hombre de la Máscara de Hierro, y su existencia es uno de los más grandes misterios de Francia.

De edad y nombre desconocidos, entró sin registro oficial de detención alguno. Al estar preso en la Bastilla, Voltaire escuchó relatos de sus compañeros de prisión que contaban la historia de un reo que murió en 1703 y fue enterrado en París, en el cementerio de San Pablo, bajo el pseudónimo de Marchiali, y con la edad de 45 años. Sin embargo su nombre y las razones de su encierro permanecieron ocultos como secreto de Estado. Al parecer, este misterioso prisionero era un hombre joven y gallardo a quien no se le negaba nada en la Bastilla. Se le daba la mejor cena, vestía ropas finas y hasta tenía una guitarra para entretenerse. En contraste con esta comodidad, debía llevar puesta la máscara para siempre.
Según Voltaire, el prisionero fue capturado en la isla Santa Margarita en 1611. El autor dice que en realidad este hombre sumaba unos sesenta años cuando murió, y tenía un gran parecido con un importante hombre de la época. El único hombre importante que rondaba los sesenta, era nada más ni nada menos que el propio rey de Francia, Luis XIV.
Otro escritor preso en la Bastilla, Joseph de Lagrange-Chancel, contó que el enmascarado era llamado príncipe, y que los oficiales se quitaban el sombrero ante él, y no se sentaban hasta que éste lo ordenara. Según escribió quien era cuñada del rey, la Princesa Palatine, años después en una carta, el prisionero estaba permanentemente acompañado de dos mosqueteros dispuestos a matarlo en caso de que se quitara la máscara.
Estos relatos dieron origen a las versiones que cuentan que el Hombre de La Máscara de Hierro era en realidad el hermano gemelo del rey, oculto al nacer para evitar intrigas y disputas por el trono. En otros casos, el prisionero podría ser el verdadero padre del rey, Duque de Beaufort, amante de la reina Ana.
Alexandre Dumas, más conocido como Alejandro Dumas, novelista francés, se inspiró en este mito para el tercer libro que protagonizan sus célebres tres mosqueteros. En El Vizconde de Bragelonne, publicado a manera de folletín entre 1847 y 1850, Dumas se inclina por la teoría del gemelo del rey, separado al nacer. Este relato de intrigas palaciegas es el último testimonio de los tres mosqueteros y de D'Artagnan.
Quizá la versión más conocida de la historia fue la llevada al cine en el año 1998 en la película “El Hombre de la Máscara de Hierro”. Ésta tiene varias diferencias con el libro de Dumas, pero guarda la teoría que lo originó.
En la actualidad se cree que este enmascarado era el General Vivien de Bulonde. Tras dejar abandonados a sus municiones y hombres heridos en la retirada, Bulone fue castigado por un furioso Luis XIV, quien ordenó que:
se le conduzca a la fortaleza de Pignerole, donde debe ser encerrado en una celda y custodiado en la noche, y se le permitirá caminar por las almenas durante el día con una máscara puesta.
Las fechas de las cartas que relatan esta orden coinciden con la estadía del misterioso personaje en la Bastilla.

Comentar



Publicar un comentario