Related Posts with Thumbnails

7 de septiembre de 2010

El arte de Ayami Kojima

En la historia de la pintura artística hubo un sinnúmero de técnicas que permitieron a los autores llevar a la realidad lo que había en su mente. Hoy hablaremos de la técnica utilizada por Ayami Kojima, artista japonesa famosa por su participación en la saga de videojuegos Castlevania.

(Click para ampliar las imágenes)
Kojima, como muchos otros artistas autodidactas, creó su propio estilo de trabajo gracias a la combinación de técnicas tradicionales, algo de experimentación y mucha creatividad. Sus temáticas son oscuras, encontrando la belleza en lo horrendo. Logró aquello que distingue a los artistas: al ver cualquiera de sus creaciones, se sabe que son de ella, y a pesar de apelar a ciertas repeticiones -las formas triangulares y de rasgos alargados en los rostros; las pieles pálidas y los colores cálidos y dorados en los fondos-, no podría haberlo logrado sin tener un manejo perfecto de su técnica.
Se destacan entre sus diseños de personaje los de Drácula, que conjuga su brutalidad y crueldad con la típica belleza de los vampiros modernos, cómo así también algunos héroes y criaturas del juego.
El paso a paso de una de sus obras fue registrado en la revista japonesa The Masters of Colour, lo que la describe como una artista generosa y para nada egoísta en lo que a compartir sus conocimientos respecta.
Describiremos una forma simple y las alternativas para conseguir un “estilo Kojima”.
Primero se realiza el dibujo en lápiz, grafito o crayón Conté (hecho de una mezcla de arcilla y grafito), usando los dedos o un difumino y combinándolo con tinta china para lograr las sombras. En caso de utilizar carbonilla (también conocida como carbón o carboncillo), habrá que proteger el sombreado con fijador.
Para resaltar las profundidades y realzar detalles, se agrega masilla o pasta moldeable, o gesso acrílico, con una espátula. Luego se agregan los colores más claros que determinarán la obra, utilizando acrílico muy diluido en agua casi a modo de acuarela. Se van añadiendo los colores, cada vez más profundos, hasta lograr los contrastes y las sombras.
Termina añadiendo los detalles con un pincel liner y se añaden las últimas sombras con tinta, acrílico con conté.

Lo interesante de este estilo de trabajo es que está entre la ilustración y la pintura. Utiliza mucho menos material que en una pintura tradicional, pero a la vez es más densa y oscura que una típica ilustración con acuarelas.
Terminamos con algunas de sus mejores obras:

1 Comentario



dante ivarsson dijo...

que papel usa ????????????

Publicar un comentario