Related Posts with Thumbnails

26 de septiembre de 2010

Bestiario: Demonios



En este, el cuarto artículo del aspirante a autor Mondragon, hablaremos de los demonios, por lo pronto incluiremos el tema en nuestro bestiario, pero más adelante hablaremos a profundidad acerca de ellos.

Tomen esto a manera de introducción.

Etimología:

La palabra demonio tiene sus orígenes en el léxico griego “daimon” que quiere decir “genio”. Pero cuando San Jerónimo tradujo la Vulgata usó la palabra “daemonium” y de ahí se adapto al castellano como Demonio.


Los demonios son conocidos por todas las culturas con diferentes nombres y los hay de muchas formas. Se habla de criaturas aterradoras, crueles, viles y malvadas como su rey el mismo Lucifer, o eso es lo que cuenta el cristianismo.

Pero en muchas culturas existen demonios que poseen bondad e incluso ayudan y protegen a las personas.Usualmente los demonios no entran a nuestro mundo de manera física ya que poseen un cuerpo etéreo similar al de los fantasmas y espectros, así que tienen que hacerlo mediante la posesión del cuerpo humano para poder manifestar su presencia. Se dice que los demonios de buenas intenciones no controlan el cuerpo de otros sino que se disfrazan en su sombra y los protegen desde ahí, a estos seres se les denomina espectros y son criaturas del mundo medio o Purgatorio.

Los demonios que controlan el cuerpo humano buscan hacer un daño a los demás y aún peor, buscan destruir todo lazo del poseído con Dios y condenar al alma a una eternidad en el infierno.

Demonios de esta clase pueden ser erradicados por medio del exorcismo por un cura bien entrenado. Los demonios exorcizados van de regreso al infierno aunque algunos aseguran que son desechados al limbo.

Muchos confunden a los monstruos y los demonios, pero hay muchas diferencias entre ellos, para empezar los demonios no poseen un corazón ya que renunciaron a este y los monstruos son considerados criaturas en cuyo corazón sólo habita el odio.

Comentar



Publicar un comentario