Related Posts with Thumbnails

28 de septiembre de 2010

Anamorfosis

La anamorfosis es una técnica mediante la cual una obra pictórica sólo puede verse desde determinado punto de vista, o mediante un objeto en particular. Deriva del griego ἀναμόρφωσις, que significa transformación, y fue utilizada en innumerables obras. Hoy en día hay artistas cuyos trabajos son en su totalidad anamórficos.

En rigor, todo dibujo, pintura o escultura se vale de la anamorfosis. Usualmente para ver correctamente una obra hay que estar frente a ella, de la misma forma en que el artista la realizó; si se mirara desde arriba, abajo, o desde un costado, sus componentes (en especial en trabajos figurativos) perderían coherencia y proporción. Pero hay casos en los que la anamorfosis es más extrema.
(Click para ampliar las imágenes)
Uno de los ejemplos más conocidos de anamorfosis es el cuadro de Hans Holbein el Joven, “Los Embajadores”.
Al pie de esta obra maestra, entre los dos hombres representados, aparece una forma que de frente carece de sentido, pero desde el ángulo indicado es una anamorfosis de un cráneo humano. Este cuadro tiene varias singularidades, como es su contenido simbólico, por lo que nos ocuparemos de él en particular en otra ocasión.
Andrea Pozzo es otro de los grandes exponentes artísticos que usó la anamorfosis. Utilizando un género pictórico complejo conocido como Quadratura, desarrollado con la finalidad de decorar al fresco grandes superficies murales superando los límites arquitectónicos, realizó el techo de la iglesia jesuita de San Ignacio.
Esta obra, que tomó nueve años de la vida del artista, nació a partir de los conflictos que detuvieron la construcción de la cúpula prevista. Entonces Pozzo propuso realizar una cúpula ilusionista, pintándola en un lienzo. El resultado es impresionante.

Incluso el David, famosa escultura de Miguel Ángel, se vale de una anamorfosis.
A simple vista se ve que las proporciones del David no son las esperadas en una figura humana. La parte superior y las manos son más grandes de lo que las proporciones clásicas establecían. Si bien algunos especialistas atribuyen esta diferencia a remarcar las características fundamentales de la composición, otra explicación podría ser que las proporciones de la escultura se apreciarían de forma correcta si esta estuviera en la que fuera su ubicación original, uno de los contrafuertes de la Catedral de Florencia. Allí, la anamorfosis presente en la obra permitiría verla correctamente desde abajo y a cierta distancia.

En la actualidad, hay varios artistas callejeros que usan la anamorfosis como su principal recurso. Es el caso de Julian Beever, Eduardo Relero y Kurt Wenner.
Julian Beever

Eduardo Relero

Kurt Wenner

Comentar



Publicar un comentario