Related Posts with Thumbnails

2 de agosto de 2010

Tome asiento por favor

En el renacimiento de Necrópolis NecroDomo no sólo estamos ajustando el contenido sino que le hemos dado un nuevo diseño. Entre los curiosos elementos de la sala de estar, justo al final de la página, se encuentra un cómodo sillón rojo que puede resultar sospechoso para los más observadores. Y es que en este mundo hay gente que es por igual creativa, ecológica y morbosa.

Coffin Couches es un emprendimiento que se encarga de recorrer las funerarias del sur de California, aprovechando que la ley les prohíbe revender ataúdes ya utilizados, y recolecta aquellos con pequeños problemas “cosméticos” para hacer de ellos sillones. Pero estas personas no sólo encaran este reciclaje extremo, sino que además son conscientes de nuestra seguridad en caso de tener uno de sus productos.
En las patas de los sillones colocan el símbolo de riesgo biológico universal, y en su web explican el porqué, como si de un detalle de poca importancia se tratase: “una vez que un cadáver es depositado en un ataúd, es considerado un tejido de riesgo biológico. [El símbolo] es una precaución por si los fluidos corporales pasaron al ataúd”.
Sin dudas el sillón ideal para cuando una visita no deseada se queda a dormir.

3 Comentarios



Anónimo dijo...

Es un dato muy interesante, quisiera uno de esos sillones :)

Emile dijo...

Lástima que está reservado a gente de buen vivir, o muy ahorrativa: 3,500 dólares se hace un poco abultado para la mayoría de los mortales.

Soviet dijo...

Eso y que el muerto al que se lo quitaron te perseguirá por la eternidad. Aún así no deja de ser una pieza interesante.

Publicar un comentario