Related Posts with Thumbnails

7 de octubre de 2008

Método de tortura de la semana: Las Botas

Las piernas de las victimas eran colcadas entre dos trozos de madera y después estos eran unidos con cuerdas. Entre las cuerdas los verdugos colocaban cuñas, las cuales golpeaban con un mazo. Cada vez que la cuña era golpeada con el mazo, una pequeña porción de hueso se rompía. Los verdugos ponian por lo menos una docena de cuñas a lo largo de las piernas.
Cuando las botas eran removidas, los fragmentos de hueso caian, pues la piel de las piernas apenas y servía para contenerlos.

Un método cruel sin duda, ya que la persona era inmovilizada mientras sin ningún tipo de compasión se rompían sus piernas a golpes, y es por todos sabido que las contusiones son más dolorosas que las heridas punzantes.

Realmente la gente de aquél entonces tenía más tolerancia al dolor, yo creo que en estos tiempos pocos aguantarían más de 2 ó 3 golpes.

La imágen es clara, y para los más susceptibles es mejor en blanco y negro, pues el ver saltar la sangre con cada golpe ha de haber sido un espectáculo macabro sin duda.

Comentar



Publicar un comentario